La señal de Internet se transmite de modo inalámbrico, con antenas repetidoras de Senda-Net ubicadas en los cerros que rodean el Valle de Colchagua, y que permiten acceder con línea vista directa a cada cliente, con una calidad de servicio igual o mejor al de las zonas urbanas. Desde ahora, particulares y empresas podrán disfrutar de un rápido WiFi, dejando en el pasado la conexión móvil, ofreciendo tecnologías estándares de última generación ( IEEE 802.11ac ).

La meta de Senda-Net es cubrir otras zonas rurales a lo largo de todo Chile, tanto para particulares como empresas, con planes ilimitados y pack especiales, con casi un 100% de factibilidad técnica específica. Por ahora ya partió la venta en la VI Región, con camionetas equipadas para mostrar en detalle los beneficios a los que pueden acceder al contratar los servicios.